Saltar al contenido

10 consejos para los días previos a los exámenes

La forma en la que afrontes los días y semanas previas a los exámenes puede ser determinante para conseguir tus objetivos. Hoy vamos a enseñarte cómo encarar la recta final de cada evaluación de manera adecuada con unos consejos para los días previos a los exámenes.

Recuerda que siempre hay otra oportunidad. Lo peor que te puede pasar es que suspendas, y en ese caso también aprenderás de la experiencia.

Pero nuestro artículo de hoy está diseñado para todo lo contrario, es decir, para que apruebes. Continúa leyendo porque empezamos con los 10 consejos para afrontar los días previos a un examen

Diseña una estrategia

Planifica tu estudio de acuerdo al tiempo que falte para los exámenes. Olvídate de lo que ha ocurrido hasta ahora. Nunca es tarde si consigues organizarte.

Elabora un horario en el que incluyas el tiempo que puedes dedicar a cada asignatura cada día.

Consulta la guía de estudio y revisa cuánto dura el examen, cuántas preguntas contiene y cuál es la extensión máxima de cada ejercicio.

Ajusta tus apuntes a esos parámetros y elige los epígrafes que creas que pueden entrar en el examen. Prepáralos bien y quizá te sorprendas con los resultados. Recuerda, no tienes nada que perder.

Apóyate en las estadísticas

Siempre hay temas recurrentes que suelen caer en todos los exámenes de las diferentes asignaturas.

En los grupos de whatsapp o de Facebook puedes encontrar muchos documentos elaborados por el alumnado que muestran listados con las preguntas de los últimos años y el número de veces que han caido en los exámenes.

Por supuesto esto no significa que esas preguntas vayan a repetirse en tu convocatoria, pero sí pueden ayudarte a descubrir los temas que más interesan al profesorado y centrar tus estudios en preguntas relacionadas con ellos.

Consulta los depósitos de exámenes

Revisa los exámenes anteriores de la materia de la que te vayas a examinar.

Fíjate en la estructura del examen, piensa cuánto tiempo tienes para cada solución y ajusta tus resúmenes y apuntes en consecuencia.

Autoexamínate. Haz pruebas de examen para ver cuánto tiempo te lleva resolver cada cuestión.

Sé inteligente. Si no has podido estudiar al día no busques la matrícula de honor.

Con un folio de cada epígrafe podrías responder a muchas de las preguntas que todavía no has estudiado, y esos puntos extra pueden conducirte al aprobado.

Trabaja en equipo

En las semanas previas a los exámenes quizás no tengas tiempo para elaborar resúmenes de todos los temas importantes.

Sin embargo, habrás conectado con otras personas que asisten a clases presenciales en tu centro asociado o habrás conocido compañer@s en Whatsapp o Facebook.

Crea un grupo de trabajo en el que cada persona elabore un resumen de cada tema, con un esquema o un resumen de un folio será suficiente.

De esta forma, cada participante podrá tener apuntes de todos los temas de interés realizando un mínimo esfuerzo. Se trata de colaborar para ganar tiempo y te aseguro que merece la pena.

Ahorra tiempo en cada tema

Si llegas con poco tiempo para preparar los temas tienes que diseñar una estrategia eficaz que te permita adquirir conocimientos y asimilarlos con rapidez. Para ello te recomendamos:

  • Hacer una primera lectura relajada: Lee el tema sin más pretensiones que la de informarte, como si fuese un artículo de cualquier blog que te interese. Con esto sabrás que partes contienen información relevante y cuáles puedes descartar.
  • En la segunda lectura subraya las ideas principales y algún dato que te pueda ayudar a recordarlas. Ya tienes la base para crear un epígrafe válido para afrontar el examen.
  • Ahora adapta esas ideas a tu método de estudio. Haz resúmenes, esquemas, fichas o cualquier recurso que sepas que te ha funcionado en otras ocasiones.
  • Evalúa tus conocimientos: Haz micro pruebas con cada epígrafe teniendo en cuenta la duración del examen. Con estas pruebas sabrás si tienes que reforzar la memorización o si cuentas con la base para convertir esos conocimientos en puntos que te ayuden a subir la nota.

Elimina las distracciones

Vas a tener que hacer un sacrificio y olvidarte del móvil, de las redes sociales y del Whatsapp. En los días previos al examen cada minuto es oro y cada distracción resta puntos.

Estudia en un sitio tranquilo en el que nadie te moleste. Si no puedes hacerlo en tu casa vete a alguna biblioteca.

Estudia solo una asignatura y un tema cada vez. Divide el trabajo y vencerás. Imagina que cada tema es un examen y olvídate del resto. Crea un horario de asignaturas y respeta con rigor el espacio para cada temática.

Haz repasos de todo lo que estudies

Repasa los resúmenes que hayas creado. El momento de hacerlo es muy personal. A mi me funciona muy bien hacerlo antes de empezar cada sesión porque me ayuda a saber qué puntos tengo que reforzar, pero tú puedes hacerlo cuando más te convenga.

Consigue tiempo extra para hacer repasos mientras estás esperando el transporte público, en la sala de espera de tu médico o en el tiempo que ocupas en leer noticias o ver la televisión.

El repaso es la clave para reforzar los conocimientos y te servirá como herramienta de análisis para saber en qué momento te encuentras.

Respeta los descansos

Respeta los descansos

Si quieres rendir al máximo tendrás que cuidarte. No vale de nada exprimirte varias horas seguidas porque tu cerebro colapsará. Haz un descanso por cada hora de estudio.

Levántate de la silla, mueve las piernas, estira la espalda, da paseos, sal de la habitación de estudio. Con estas acciones vas a liberar un montón de estrés y podrás afrontar la siguiente hora en las condiciones adecuadas.

No te olvides de descansar las horas necesarias por la noche. Nuestra mente funciona como un dispositivo electrónico. Si no cargas la batería el sistema se ralentiza y puede llegar a colapsarse.

Mantén una actitud positiva

Quiero que le des la vuelta a tus pensamientos. En lugar de pensar en todo lo que no has podido estudiar concéntrate en todo lo que has avanzado en una sesión.

Cambia el pensamiento de «me faltan 6 temas» por el de «ya llevo 2«. Te aseguro que este entrenamiento mental es muy efectivo. Ten confianza en tus posibilidades y recuerda que todo lo que avances podrá servirte para una próxima convocatoria en el caso de que no apruebes.

Consejos para los últimos momentos

Ultimos momentos antes de la salida. Atleta

La suerte está echada. Lo que has avanzado siguiendo estos consejos te puede conducir a un aprobado que ni contemplabas hace 2 semanas. Ahora es el momento de relajarte y no echarlo todo a perder.

Y para ello te dejamos estos consejos para afrontar las horas previas a los exámenes:

  • Coge todo lo que necesitas para el examen y déjalo preparado y a la vista la noche antes del examen.
  • Descansa y duerme por lo menos 8 horas. Has hecho todo lo que estaba en tu mano. Ahora descansa y relájate porque necesitas estar a tope.
  • Aliméntate bien. No te pases la noche anterior y recarga energías por la mañana para llegar en las mejores condiciones al examen.
  • No vayas con prisa. Sal con el tiempo suficiente para llegar a tu destino. Se trata de que no añadas más ansiedad a la que te pueda causar el hecho de examinarte.
  • No hagas caso de los comentarios de última hora. Habrá gente que te puede contagiar con su negatividad. Aléjate y céntrate en tu objetivo. Has hecho lo que tenías que hacer y dará resultado.
  • Párate a leer bien el examen antes de comenzar a escribir. No creas que estás perdiendo tiempo. Lo estás ganando. Organiza las ideas en la cabeza y la información irá fluyendo a medida que empieces a escribir. ÁNIMO!!.
Cookies